lunes

Agroforestería tradicional en Guerrero.

M.C. Roberto Otero Zaragoza.
E-mail: oteroz@yahoo.com.mx

La Agroforestería es un sistema de producción que incluye una interacción sustentable entre árboles, cultivos y/o ganado, lo cual puede ocurrir de manera simultánea, es decir, que tales componentes convivan dentro una misma unidad de producción, o en forma secuencial, esto es que, a pesar de ser manejados dentro del mismo terreno, esto no se realice al mismo tiempo.

Las prácticas agroforestales tienen orígenes muy remotos, tanto que se puede hablar de ellas desde que el hombre inició el proceso de sedentarización, íntimamente asociado a la domesticación de plantas y animales. Los huertos caseros y la agricultura migratoria, son indudablemente dos de las más antiguas, pero que aún persisten en diversas regiones de nuestro país. La primera de ellas es de tipo simultáneo y la segunda secuencial.
Según el Dr. L. Krishnamurthy, connotado científico indio, fundador del Centro de Agroforestería para el Desarrollo Sustentable, en la Universidad Autónoma Chapingo, un ejemplo exitoso de un sistema de producción agroforestal son las chinampas de Xochimilco, que constan de angostas y alargadas terrazas formadas con el lodo extraído del fondo del lago y las orillas permanecen estables gracias a las raíces de árboles nativos, especialmente sauces (Salix spp.). El objetivo de la construcción de estas chinampas, que datan de por lo menos 1000 años, ha sido el cultivo de alimentos básicos, como jitomates, chiles, maíz, hortalizas, flores, etc. Se realiza además la crianza de animales de corral, la producción de peces y desde el siglo anterior, actividades turísticas.
En nuestro extenso y notablemente heterogéneo territorio estatal desde los puntos de vista físico, biótico, cultural y socioeconómico también existen varios ejemplos de prácticas agroforestales, entre los que se pueden mencionar y describir brevemente los siguientes...
Descargue el contenido dando clic en el siguiente enlace. Agroforestería tradicional en Guerrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario